En los últimos años hay una gran preocupación por la estética, y en el campo de los dientes las carillas estéticas de porcelana han cobrado gran relevancia. Son láminas de porcelana que se pegan a los dientes, con un grosor mínimo, y mediante las cuales podemos mejorar la forma, textura y color de los dientes de una manera muy poco invasiva y sin embargo muy efectiva.