Son todos aquellos procedimientos encaminados a proporcionar una situación ósea adecuada a la colocación de implantes.

En muchos casos los implantes no se pueden colocar por problemas de disponibilidad ósea, ya sea por falta de grosor de hueso o por falta de altura. Para solventar esta circunstancia existen técnicas como el “cortical split”, la “elevación de seno”, los “injertos óseos”, la “regeneración ósea guiada”, etc.