Un verdadero campo del saber odontológico, que lleva evolucionando formidablemente desde hace 100 años, y que en los últimos decenios, con la evolución técnica de los materiales, ha sufrido una gran revolución.

Trata las maloclusiones que son las situaciones en que los dientes no ocluyen- chocan entre sí los del maxilar con los de la mandíbula- de forma correcta. Pretende obtener una situación ideal que posicione los dientes de manera estética y funcionalmente adecuadas para promover la salud de la articulación temporomandibular, facilitar la higiene dentaria previniendo de este modo la aparición de caries y de la enfermedad Periodontal, así como evitar el desgaste patológico de los dientes.