Los implantes dentales son dispositivos fabricados generalmente en titanio, que se colocan en el hueso para sustituir la a raíz de los dientes perdidos y que se usan para proporcionar soporte a prótesis dentales. Llevan colocándose ya desde hace más de 30 años con muy buenos resultados. Hoy día la evolución tecnológica y científica nos ha permitido disponer de implantes de una calidad excepcional cuyos resultados clínicos son excelentes. Por ello hoy día cada vez es un tratamiento más demandado.